Los cinco sentidos y la nanotecnología

Los cinco sentidos y la nanotecnología

Es un proyecto de Cultura Científica impulsado por la Cátedra SAMCA de Nanotecnología de la Universidad de Zaragoza y cofinanciado por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT).
Viajando por los cinco sentidos, queremos mostrar la interrelación mutua entre la nanociencia y nanotecnología con los sentidos del ser humano: oído, vista, gusto, tacto y olfato.
Queremos investigar en la relación sensorial con las artes plásticas, la música, la gastronomía, los aromas y las diferentes características táctiles.

OIDO

En este sentido, se presentan las nanomelodías que han surgido dentro del proceso de sonificación de tres nanopartículas, que describen a la perfección la estructura de los nanomateriales y su patrón de crecimiento.
Científicos de los institutos universitarios en Nanociencia (INA) e Ingeniería (I3A) han trabajado en este proceso  para lograr “musicalizar” la nanotecnología.
La sonificación de las nanopartículas permite  obtener un conjunto de composiciones musicales, “Nanomelodías”, que son interpretadas por Carlos Hollers (electrónica), Sergio Lasuén (piano), Virgilio Pardo (saxo), Fernando Lope (didgeridoo y percusión), Ricardo Villalta (violín), Paula Angulo (violín), Andrea Oliva (viola) y Germán Barrio (violonchelo).
En la presentación realizada en la Sala CAI Luzán se expuso la colaboración multidisciplinar del grupo del José Ramón Beltrán, miembro del Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón (I3A), que ha trabajado en coordinación con investigadores del Instituto de Nanociencia de Aragón (Víctor Sebastián, del grupo Nanostructured Films and Particles, liderado por Jesús Santamaría).  En concreto, se han elaborado tres nanomelodías que con su percepción auditiva describen a la perfección parámetros temporales, morfológicos y estructurales que, por otro lado, definen a los nanomateriales seleccionados. El proceso complejo de crecimiento de nanotubos de carbono y oro se ha sonificado en melodías de una duración inferior a los 3 minutos.
Dichas melodías describen el crecimiento de estos materiales desde el ensamblado de los primeros átomos hasta su forma final. Por otro lado, la complejidad en el análisis y distribución de los átomos en los nanomateriales se ha solventado mediante la transformación matemática de la periodicidad estructural de los átomos, convirtiéndolos en armonías que se fusionan para generar una nanomelodía que recurre a las dimensiones de la nanoescala.

VISTA

Este sentido se ha trabajado a través de un proyecto de colaboración entre el Grado de Bellas Artes la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas de la Universidad de Zaragoza en Teruel y la Cátedra SAMCA de Nanotecnología. Varios alumnos seleccionados han estado trabajando en sus obras, siendo la Nanotecnología su hilo inspirador.

Los artistas han interpretado la Nanotecnología y, en concreto el sentido de la vista unido a la nanotecnología, a través de diferentes aproximaciones al mundo de la nanoescala. Por ejemplo en la obra “Nanoverso” de Cristina Bernard, gracias a los principios de la fotoluminiscencia un conjunto de nanopartículas (recreadas a escala macroscópica) se transforma de una forma poética en una especie de cielo estrellado. En “Nanos” Nora Monge construye una tipografía a partir de las imágenes de nanopartículas de plata y oro. Marta Giménez realiza otra tipografía en su obra “Nano” construida a partir de un patrón inspirado en la estructura del grafeno y siguiendo los colores de la cuatricomía. Laura Rubio ha grabado con láser sobre diferentes placas de metacrilato una trama hexagonal similar a la que siguen los átomos en la composición del grafeno; con ella pretende hacer visible lo invisible, ya que según en la posición en la que nos situemos podemos leer la palabra “nano”. Héctor Nasarre presenta una serie de cuadros en los que aparentemente no hay nada pero que al rociarlos con agua van apareciendo en ellos diferentes imágenes de la Historia del Arte, todo ello gracias a la propiedad de la hidrofobicidad.

Obras de: Cristina Bernand, Alba Casales y Estefanía Bayod, Marta Jiménez, Olga Martínez y Miriam Simon, Nora Monge, Héctor Nasarre, Laura Rubio y Mila Santos.

La exposición se puede visitar del 8 de junio al 15 de julio de 2017 en la Sala Odón de Buen del Paraninfo de la Universidad de Zaragoza.

OLFATO

La Cátedra SAMCA de Nanotecnología de la Universidad de Zaragoza, en colaboración con Museo de Ciencias Naturales de la Universidad de Zaragoza, que ha cedido el espacio, ha organizado una exposición sobre el sentido del “OLFATO” dentro del programa “Los cinco sentidos y la nanotecnología” financiado en colaboración con la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología. La exposición tendrá lugar en la Sala Odón de Buen del Paraninfo de la Universidad de Zaragoza del 21 al 25 de mayo. Este proyecto pretende, una vez más, acercar la Nanociencia y la Nanotecnología a la sociedad de una forma diferente, lúdica y atractiva.

 

En esta ocasión, la Cátedra SAMCA pretende dar a conocer al público en general el sistema perceptivo y sensorial del sentido del olfato y cómo los avances en Nanociencia y Nanotecnología están consiguiendo “imitarlo” en los sistemas tipo “nariz electrónica” con multitud de aplicaciones en sectores tan diversos como salud, medio ambiente, seguridad alimentaria, defensa….

La exposición se completa con un taller interactivo en el que los asistentes podrán descubrir en primera persona las características perceptivas de este sentido y las prestaciones de prototipos de laboratorio de narices electrónicas.

En horario de mañana, la exposición estará cerrada a visitas escolares. Por la tarde, en horario de 18.00 a 20.00h estará abierta para el público en general que quiera acercarse y descubrir que el sentido del olfato tiene mucho que ver con la Nanotecnología. Un monitor y varios científicos acompañarán a los asistentes en la visita para ayudar a comprender al espectador los conceptos más técnicos.